Crónicas Beisboleras: Qué verás con suerte en un estadio, por Jaime Palau

(www.eloriente.net, México, a 30 de julio de 2018, por: Jaime Palau Ranz).- La semana pasada se inició el análisis de cuáles son las jugadas que en algún momento se pueden apreciar en un estadio de béisbol, con qué frecuencia se realizan y quienes son algunos de los poseedores de los récords históricos de cada departamento comentado, no son todos, hay muchas más jugadas ofensivas y es importante continuar con su revisión.

Para cerrar el tema abierto en la anterior columna del club de los 3000 imparables, se dice que es la línea que separa a los hombres de los niños, no cualquiera alcanza esa marca a lo largo de su carrera.

El ícono más representativo es Roberto Clemente, consiguió el hit tres mil en su último turno al bate, antes de fallecer al desplomarse su avión cuando llevaba ayuda a los afectados por el terremoto de Nicaragua. Solo dos jugadores lograron superar los 4000 en la historia, hoy día, Adrián Beltré y Albert Pujols, son los únicos peloteros en activo que han superado la barrera de los tres mil hits.



Ver un ciclo o una escalera

Como se le llama en algunos países de latinoamérica, es sumamente difícil, significa que un pelotero batea durante un solo juego al menos cuatro hits, de los cuales uno debe ser sencillo, otro doble, otro triple y otro cuadrangular, esto representa ser oportuno, rápido de piernas y con la fuerza suficiente para sacarla del campo.

En la historia de Grandes Ligas, de casi ciento cincuenta años, hasta la fecha, se han conectado la mínima cantidad de 308 ciclos, ahora bien, si se consiguen en orden, es decir primero el sencillo, después el doble, seguido del triple y para terminar el jonrón, entonces se llama ciclo natural, solo se ha conseguido en 13 ocasiones, así de complicado es.

Grand Slam

Un poco más difícil es que el home run de un ciclo sea con la casa llena, un grand slam, solo en cinco ocasiones ha pasado a lo largo de la historia, el primero en 1901 por Nap Lajoie, el segundo fue parte de un día completamente histórico, el 3 de junio de 1932, pues aparte de que Tony Lazzeri bateó de 6-5 e hizo el ciclo con grand slam, en ese mismo juego, Lou Gehrig conectó cuatro cuadrangulares, lo que sigue siendo un récord, algunos otros lo han empatado pero nadie ha conectado cinco bambinazos en un juego.

El tercero fue Jimmie Fox en 1933, Jay Buhner en 1993 y Miguel Tejada en 2001 completan la lista, este último jugador hemos tenido la fortuna de verlo jugar en México, participó con los Pericos de Puebla derrochando talento con el bate.

Lo que suena increíble, es que a pesar de lo complicado que es batear un ciclo, cuatro jugadores lo han conseguido en tres ocasiones distintas, el primero en lograrlo fue John Reilli entre 1883 y 1890, el segundo Bob Meusel entre 1921 y 1928, el tercero fue el enorme e inmortal Babe Ruth entre 1931 y 1933.



El cuarto y último es Adrián Beltré que hizo su primer ciclo en 2008, el segundo en 2012 y el tercero en este año 2015, siete años tuvieron que pasar, lo más esperanzador para ver rota esa marca histórica es que Adrián sigue en activo y con mucha suerte podría hacer un cuarto antes de retirarse para dejar un récord imposible de superar.

Hits en partidos consecutivos

Batear de hit parece que es algo posible para cada uno de los jugadores, pero conectar todos los días sin fallar ya es una tarea más complicada, el récord histórico de partidos consecutivos conectando al menos un imparable le pertenece al gran Clipper, Joe DiMaggio con 56, creo que tarde o temprano alguien lo va a igualar, solo que no va a ser fácil, esperemos verlo.

Otra seguidilla casi imposible de igualar es la de partidos jugados sin fallar en el line up, los auténticos caballos de acero, los que no se enferman y asisten al estadio en cualquier circunstancia, solo siete han superado el millar de juegos sin faltar uno solo, el líder se llama Cal Ripken Jr. con 2632, le sigue Lou Gehrig con 2130, solo ellos dos superaron los dos millares, a continuación Everett Scott 1307, Steve Garvey 1207, Miguel Tejada con 1152 y dos jugadores más.

Si hablamos de esas cantidades de juegos jugados, aunque no sean de manera consecutiva, el pelotero que participó en la mayor cantidad fue Pete Rose con 3562, seguido de Carl Yastrzemsky con 3308, Hank Aaron 3298, Rickie Henderson 3081, Ty Cobb 3035 y Cal RipkenJr con 3001 son los que superan los tres millares de partidos, para alcanzar a Rose hay que jugar entre 22 y 25 temporadas en el béisbol más competitivo siendo titular de manera constante, nada sencillo.

Hay dos clubes muy exclusivos para los bateadores, el primero es el 40-40, se refiere a poder y velocidad, quiere decir que un jugador tenga la capacidad de conectar en una temporada individual al menos 40 cuadrangulares y logre robar 40 bases como mínimo, solo cuatro sluggers lo han conseguido, todos en los tiempos recientes, en 1988 el cubano José Canseco fue el primero con 42 HR y 40 robos, en 1996 lo hizo Barry Bonds con los mismos números, 42 y 40, en 1998 siguió Alex Rodríguez 42 y 46 estafas y cierra la lista de este club Alfonso Soriano, en 2006 consiguió 46 estacazos por 41 robos.



Club 20-20-20

Otro famoso club es el 20-20-20-20 que significa conseguir en una sola temporada 20 dobletes, 20 triples, 20 jonrones y 20 robos de base, solo hay cuatro miembros, así de complicado es, Frank Schulte en 1911, Willie Mays 1957 y Curtis Grandersson y Jimmy Rollins que lo hicieron en el mismo año 2007, otros tres jugadores lograron en una temporada los dobles, triples y cuadrangulares pero no llegaron a los 20 robos, Jim Bottomley 1928, Jeff Heath 1941 y George Brett 1979, y parece sencillo al oírlo no?

Hablando de robos de base, el más grande estafador de todos los tiempos se llama R. Henderson, lo hizo 1406 veces, aparentemente jamás va a ser alcanzado por nadie, era un fuera de serie, le siguen Lou Brock con 938, Billy Hamilton con 912 y de ahí para abajo, si alguien en el futuro llegara a mil ya sería casi increíble.

En la medida en que alguien se acerca a empatar un record los estadios se van llenando pues todos quieren ver ese momento histórico, lo importante es no dejar de ir a las tribunas, nunca se sabe con qué jugadas te vas a encontrar, la próxima semana se cierra el análisis de jugadas ofensivas, se queda en lista de espera revisar el trabajo de los lanzadores y sus líderes de todos los tiempos.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Tweeter: @jpranz

Seguiré comentando la próxima semana.



Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone