Daniel Bautista Hernández, credencial UNAM

Personalidad de múltiples sectores, desde el deportivo hasta el empresarial, Daniel Bautista Hernández ha fallecido en Oaxaca este viernes, según lo han confirmado importantes comunicadores.

Ya desde hace al menos un par de semanas, circularon profusamente por redes sociales diversas solicitudes de familiares y amigos para que auxiliaran con la donación de plasma (términos a los que se ha debido acostumbrar la comunidad desde la aparición del COVID 19), para paliar la delicada situación de Bautista.

Sin embargo, lejos de esta lamentable situación, Daniel Bautista será recordado en Oaxaca como una persona amable y de buen trato, sembrador de amistades.

Nació el 11 de diciembre de 1934, hijo de Juan Bautista Juárez y la señora Soledad Inés Hernández Sánchez, el primero oriundo de la localidad de Santa María El Tule y la segunda de Santo Domingo Tomaltepec. De hecho, se trató siempre de una familia trabajadora que poco a poco labró sus recursos. Incluso, se recuerda que fue en su casa (la casa familiar) fue la primera donde se instaló un molino de nixtamal en El Tule, y luego una panadería.

Estudió la escuela primaria en la Federal Vicente Guerrero, pero con intermitencias para el cuarto año en la Primaria Pestalozzi, el quinto en la Federal Tipo y el sexto en la Porfirio Díaz.

Ingresó en 1948 al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, siendo aún director del mismo el licenciado Heliodoro Díaz Quintas. Algunos de sus compañeros en aquella época fueron: Antonio Scheremberg Santos; Francisco Ugalde; Luis Oronoz; Moisés Katz; Emilio Alonso; Antonio Gómez; Jaime Tenorio Sandoval; Gerardo Corres González; Héctor Manzano; Jesús García González; Rafael Santillán; Joel y Pablo Ríos Cuevas; Ignacio Márquez; Guillermo Quintana; Enrique Pombo; Enrique Reyes González; Roberto Carreño; Mayolo Núñez Vargas; Daniel Vargas Rincón; Mateo Velasco y Gabino Cué Bolaños.

Trabajó muy joven en Tienda Nueva y en Casa Cué, en labores modestas. Sin embargo, para cuando concluyó el tercer año de preparatoria, se animó a trasladarse a la Ciudad de México para estudiar en el Instituto Vasco de Quiroga, luego en la preparatoria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para después ingresar en la Facultad de Derecho de la misma institución.

Una de sus grandes pasiones fue el futbol y también desde luego la política. Desde 1950 formó parte del Consejo Político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como de la Cámara de Comercio y de la Unión de Gasolineros desde 1974.

Daniel Bautista Hernández con Chapulineros

Perteneció a Empresarios y Ejecutivos de Oaxaca y formó parte del Consejo del Grupo Banamex. Anteriormente también de Bancomer y Confía.

Formó parte del Ayuntamiento local como síndico segundo en el periodo 1986 a 1989 y también promotor del Consejo Directivo del equipo de futbol profesional Chapulineros.

Es verdad que se le recordará por apellido e imagen en su gasolinera en las inmediaciones de Santa Lucía del Camino. Pero no éste no fue, como puede verse, el único mérito de un hombre que será recordado siempre por la comunidad.