VIDEOCOLUMNA: Urge Gabinete Inspirador #Oaxaca, por Juan Pablo Vasconcelos

 

eloriente.net

2 de noviembre de 2016

En esta ocasión Juan Pablo Vasconcelos​ el gabinete que necesita Oaxaca de cara a la nueva administración gubernamental en el estado.

Juan Pablo Vasconcelos (@JPVmx) es Magister en Gestión Cultural por el Instituto José Ortega y Gasset de Madrid.

Premio Nacional de Poesía Tintanueva 2000 por La Siembra. Autor de Los Ojos de la Máscara y Alevosía.

Para ver más en Enciclopedia de la Literatura Mexicana.

Es la Cultura. Gabinete

“El próximo 1º. de diciembre, se renovará el Poder Ejecutivo en Oaxaca y, con él, a los miembros del gabinete legal y ampliado.

En un contexto social como el actual, estos nombramientos son de enorme relevancia para fortalecer la legitimidad del gobierno entrante, el factor primordial para la estabilidad y la paz en el estado”.

Juan Pablo Vasconcelos

@JPVmx

Un gabinete inspirador. Que despierte el entusiasmo de los ciudadanos porque sus integrantes sean ejemplo de los más altos valores sociales y comunitarios. Personas a quienes cualquier padre de familia pueda aceptar como un modelo para sus hijos, y por lo tanto, puedan elevar la tarea de lo público a niveles que van más allá de lo laboral y lo administrativo, incluso de lo individual, para decantarse con verdadera vocación hacia la fraternidad, la compasión, la solidaridad.

En una época como la nuestra, sobran los funcionarios personalistas. No sirven. Requerimos servidores públicos conocedores de la necesidad de restaurar la comunidad y de restablecer las razones por las cuales es mejor intentar la vida juntos, a gastarla en solitario. Que inspiren a los ciudadanos a buscar su felicidad y no a regodearse de su desdicha, a actuar éticamente por tranquilidad propia y a construir relaciones saludables y contextos positivos.

En suma, un gabinete que nos inspire a ser mejores.

Que no es lo mismo a sacar provecho del vecino o aún del cargo, a consumir automóviles fantásticos, a usar el reloj más ostentoso, a calentar un asiento burocrático sin nutrir ni un ápice el objeto de la institución, ni resolver algo por mínimo que esto sea. No es por ahí.

Ser mejores es ser más fraternos.

Si este asunto es necesario, también lo es la identidad y el arraigo.

Se impone nombrar un gabinete con identidad.

Cuyos principales intereses se conjuguen con los intereses de la mayoría y comprenda los dolores y las satisfacciones de la gente, por la sencilla razón de llevarlos en la sangre: creció con ellos, los ha analizado por largos años, los ha comprendido a fuerza de conversaciones en familia o en el barrio, los ha aprendido a superar no sin antes haber perdido en el camino cierta ingenuidad.

Porque ninguno de los asuntos hasta aquí descritos son producto solo del ideal o la inocencia. Más bien, son producto de un sentido de lo común que permite volver a los orígenes y no resignarse con lo que hay. No resignarse con lo que hay es también expresar fuerte y libremente que necesitamos servidores públicos con arraigo a pesar de que la realidad nos dé un portazo. Sin embargo, decirlo, no es un acto inútil. Al hacerlo, rompemos la normalidad de lo corrupto, la costumbre del silencio.

Gracias al silencio, los peores regímenes han podido implantar su normalidad más represiva o sumir a sus sociedades en la apatía profunda.

Por eso, también es necesario un gabinete que rompa con la inercia.

Se requiere gobierno. Con el cual la ciudadanía tenga la certeza de contar sobre todo en los momentos adversos. Un gobierno que no deje solos a los ciudadanos en los aprietos, en medio del desastre, la revuelta o la inseguridad.

Desafortunadamente, este es uno de los aspectos donde el presente oaxaqueño muestra su peor cara. En los últimos años, no fueron pocos los pasajes en que la ausencia de las autoridades generó incertidumbre social.

Así, la presencia y acción diligente del gobierno, su iniciativa y capacidad de dirección, serán piezas claves para renovar la confianza social. Ningún vacío es más grave que el vacío de autoridad, pues allí donde se crea inmediatamente otros intereses y grupos no siempre legítimos tratan de llenarlo. De esta forma se explican las tentaciones del autogobierno, la justicia por propia mano, la toma del poder por parte de criminales organizados.

De allí que además se requiera un gabinete resolutivo.

No proclive a los eternos diagnósticos, a los planes sin plan, a la venta de espejos. Será prioritario concretar lo antes posible soluciones o, al menos, explicaciones claras de los procesos que conducirán a dichas soluciones.

La concentración y la identificación de los problemas reales será el gran reto. En Oaxaca existen profesionistas, académicos y técnicos conocedores de la situación estatal, sin que los recursos —muchos de ellos millonarios— tengan que invertirse en instancias asesoras foráneas que luego solo firman un estudio maquilado localmente.

Asimismo, en un estado como el nuestro con innumerables contrastes y necesidades, el arte de los líderes radica en quitar la paja y mirar claramente la aguja.

Una de las grandes batallas de la administración será efectuar un trabajo político que intente eliminar al máximo el ruido político y mediático, la eficaz aunque indeseable presencia de grupos de presión, y propiciar que la atención de los programas se centre en la resolución de los problemas verdaderos.

Al menos en los últimos 40 años, esta ha sido una de las carencias principales de las administraciones: el foco de las prioridades ha virado hacia la agenda de coyuntura y ha olvidado al hombre, a la mujer, a la comunidad, a sus necesidades profundas.

Es necesario un gabinete preparado y atento.

Concentrado en las tareas de gobierno y no en las tareas del poder.

Sería echar por la borda una oportunidad dorada si nos encontramos con una composición de cuotas de partido o pago de lealtades. Nada ha hecho más daño a las instituciones que la insensatez en el nombramiento de titulares aprendices, cabecillas de grupo o personajes ajenos a la realidad estatal. En nuestra época, ya es injustificable como antaño el anteponer la lealtad y la amistad a la responsabilidad de hacerse acompañar por un equipo capaz y preparado.

Y lo es, porque los retos de hoy significan desafíos de complejidad y velocidad apabullantes. Sería imposible llegar a aprender a los cargos. Imaginen, por ejemplo, arribar a la nueva administración sin comprender a fondo las implicaciones de una Zona Económica Especial o los recovecos del nuevo sistema anticorrupción.

Además, un amigo no lo es a cabalidad, si falta a la vergüenza de negarse a realizar un encargo para el cual no está capacitado.

Así, sería incluso preferible que se echara mano de elementos opositores, si con ello se garantizan soluciones y resultados. Ninguna frontera es insalvable si hay motivos mayores por los cuales derribarla.

Indispensable un gabinete coordinado y solidario.

A la complejidad de las tareas, hay que sumar las condiciones en las cuales asumirá el nuevo gobierno, con una creciente presión del crimen, tensiones en los rubros tradicionales como la educación y visos generales de ingobernabilidad. Por ello, las tareas de coordinación técnica y de dirección política son cruciales.

La conciencia de equipo y la integración de las políticas son las únicas garantías para cumplir los planes trazados. El gobierno funciona solo si la totalidad de las piezas se movilizan armónicamente.

Donde la armonía, finalmente, es un gabinete con una visión clara y compartida, la cual funciona como el elemento integrador de todas las condiciones anteriores. Uno en el cual sus integrantes están imbuidos del buen propósito y el rumbo a seguir.

Uno que provoque a las y los ciudadanos a mirar sus propias virtudes, a contarse una mejor historia sobre sí mismos, a convencerse de su valor y de que tienen derecho a vivir plenamente, sin conformarse con migajas.

juan-pablo-vasconcelos-2-de-noviembre

OTRAS VIDEOCOLUMNAS

VIDEOCOLUMNA: La tradición del Día de Muertos. Por Raúl Maldonado

VIDEOCOLUMNA: La tradición del Día de Muertos. Por Raúl Maldonado  eloriente.net 2 de noviembre de 2016 Esta semana Raúl Maldonado Mendoza dedica su videocolumna para hablar sobre la tradición del Día de los Muertos. Raúl Maldonado Mendoza es Licenciado en Derecho por la UABJO, Campeón Nacional de Oratoria representando al Estado de Oaxaca en el Concurso “Un Siglo de Sindicalismo en México”, organizado por la CTM. Igualmente Director del […]

VIDEOCOLUMNA: Defendamos a las personas que ejercen el periodismo. Por Rodolfo Moreno

VIDEOCOLUMNA: Defendamos a las personas que ejercen el periodismo. Por Rodolfo Moreno  eloriente.net 2 de noviembre de 2016 Rodolfo Moreno nos habla en su nueva videocolumna sobre el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, que se celebrará el próximo día dos de noviembre. Así mismo hace mención de los casos de periodistas oaxaqueños asesinados en 2016. Rodolfo Moreno Cruz […]

VIDEOCOLUMNA: ¿Quiénes son los que están dañando el país? Por Karina Barón

VIDEOCOLUMNA: ¿Quiénes son los que están dañando el país? Por Karina Barón  eloriente.net 31 de octubre de 2016 Hoy Karina Barón nos quiere compartir un análisis que efectuaron en la Cámara de Diputados, sobre los recursos en materia social que pretende recortar el Gobierno Federal. VIDEOCOLUMNA en ELORIENTE.NET, la página de internet de calidad en Todo #Oaxaca. Karina Barón es Licenciada en Derecho por la Universidad […]

Share

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone