La auditoría operacional. Por Ramón Icazbalceta

 

eloriente.net

12 de marzo de 2018

Por Ramón Icazbalceta

Qué debemos entender por el concepto de auditoría operacional: Es el servicio que presta el contador público cuando examina ciertos aspectos administrativos, con la intención de hacer recomendaciones para incrementar la eficiencia operativa de la entidad.

En este tipo de auditorías frecuentemente se requiere de un equipo interdisciplinario y en mi experiencia existen tres niveles en las que se puede participar:

  1. Emisión de opiniones sobre el estado actual de lo examinado (diagnóstico de fortalezas y debilidades)
  2. Creación o diseño de sistemas, procedimientos, etc., interviniendo en su formación (reingeniería de procesos)
  3. Implementación de los cambios e innovaciones (implementación de sistemas etc.)

La auditoría operacional se orienta a detallar problemas y proporcionar bases para resolverlos, prevé obstáculos a la eficiencia, presenta recomendaciones  para simplificar el trabajo e informar sobre obstáculos al cumplimiento de planes y de todas aquellas cuestiones que se mantengan dentro del primer nivel de apoyo a la administración de las entidades, en la consecución de la óptima productividad.

En relación con los elementos del proceso administrativo que deben ser tomados en cuenta en un examen de auditoría operacional, la revisión debe ser integral, abarcando todos  los pasos de dicho proceso (planeación, organización, dirección y control) y no debe restringirse solo al control.

 

APLICACIÓN DE LA AUDITORÍA OPERACIONAL

Aunque no pueden establecerse reglas fijas que determine cuándo debe de practicarse una auditoría operacional, sí es factible mencionar aquellos que habitualmente los administradores de entidades, los auditores internos y los consultores, han determinado como más frecuentes:

  1. Para aportar recomendaciones que resuelven un problema conocido
  2. Cuando se tienen indicadores de eficiencia pero se desconocen las razones.
  3. Para contar con un respaldo para la prevención de ineficiencias o para el sano crecimiento de las entidades.

La auditoría operacional puede practicarse en cualquier época y con cualquier frecuencia, lo recomendable es que se lleve a cabo periódicamente, a fin de que rinda sus mejores frutos.

LA CONSULTORÍA ADMINISTRATIVA Y LA AUDITORÍA OPERACIONAL

La consultoría administrativa se ha desarrollado como una especialidad de los servicios tradicionales del contador público. Como ha quedado mencionado, el diseño e implementación  de sistemas y procedimientos, actividades propias del consultor, es trabajo subsecuente al diagnóstico, sin embargo, es frecuente que el propio consultor diagnostique los problemas y posteriormente diseñe e implemente las soluciones.



LA AUDITORÍA OPERACIONAL Y OTROS TRABAJOS PROFESIONALES

Las diferencias existentes con otros tipos de denominación  con que se conoce a la auditoría operacional, como auditoría de operaciones o auditoría operativa, son exclusivamente de grado y de forma. En la práctica, los usuarios de este tipo de trabajos profesionales, no encuentran diferencias substanciales entre ellos y utilizan sus beneficios indistintamente. Lo que es más, al usuario poco le importa el título con el que se denomine, lo que le interesa es que satisfaga el propósito de diagnosticar obstáculos a la eficiencia de su entidad.

Es recomendable para los prestadores y usuarios de este servicio profesional, definir claramente, desde su contratación, el objetivo, alcance y características, precisándole el producto final del mismo.

En la siguiente entrega y última hablaré de en qué consiste este tipo de auditoría, abordando lo que se refiere a la metodología para llevar a cabo una auditoría operacional como la familiarización, la investigación, el análisis, el diagnóstico y el informe.

EL AUTOR:

Es licenciado en contaduría pública por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, es maestro en Administración y Políticas Públicas, por la escuela de Políticas Públicas (IEXE),  Certificado por el Instituto Mexicano de Auditores Internos (IMAI), en fiscalización de recursos públicos, certificado por el Instituto de Control Interno México, en materia de control interno (CICP), cuenta con distintos diplomados en materia de contabilidad, auditoría, contraloría, etc., es autor del libro “Diagnóstico y perspectivas de la fiscalización en el estado de Oaxaca”, cuenta con una experiencia de más de 40 años en el sector público y privado, en los tres niveles de gobierno y en varios estados de la República Mexicana, miembro del Colegio de Profesionales de la Contaduría de Oaxaca A.C., actualmente se desempeña como articulista e investigador en la materia.



Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone