Por: N22/Ana León

Con una ligereza en sus respuestas, mucho humor, nerviosismo y sencillez, Alaíde Ventura Medina habla sobre lo escrito en Entre los rotos, novela que le ha valido ser la ganadora del Quinto Premio de Novela  Mauricio Achar-Literatura Random House, esto durante la conferencia de prensa que tuvo lugar en la librería Mauricio Achar, de librerías Gandhi.

El libro aborda la historia de una familia de clase media. Mucho de este trabajo se llevó a cabo en Casa Octavia, proyecto de Silvia Aguilar y Carlos Hernández, una residencia de dos semanas en la que participó Alaíde y en la que mujeres escritoras presentan un proyecto narrativo y la ganadora obtiene la residencia. «Una especie de un cuarto propio o más bien una casa propia», en El Paso, explica la escritora.

«Silvia ve las cosas que uno no ve», dice Alaíde, acerca de la intensidad de esta residencia y la forma en la que ésta le ayudó.



Alaíde es egresada de la carrera de antropología, pero dice que la antropología, al final, es escritura y a través de ella sus investigaciones devinieron ficción.

Sobre la violencia en estado del que es originaria, Veracruz, señala que: «Yo me le escapé de la violencia a Veracruz, porque cuando yo llegué a México todavía no estaba Duarte. Y recuerdo que cuando llegué me dijeron que el DF era muy peligroso. Luego me daba miedo ir allá [a Veracruz].

Pronto entrará a la maestría en Escritura creativa en la Universidad de Texas en El Paso. Alaíde sonríe y bromea sobre lo que vendrá en el futuro. Un nuevo proyecto, una nueva novela que tal vez esté influencia por alguna de las escritoras que lee como Arundhati Roy, Helen Oyeyemi o Vivian Gornick, de las que destaca la observación, el análisis y la conversación. Dice que actualmente lee nueve mujeres por cada hombre y cuando la cuestionan del por qué “la discriminación” [pregunta que hace un miembro del panel] responde que porque toda la vida fue al revés.

Entre los rotos aparecerá en librerías a final de año y será presentada en el marco de la FIL Guadalajara.