Escena de la intervención francesa, litografía. Fuente: Mexicana

A consecuencia de los gastos de la Guerra de Reforma, el gobierno del país estaba casi en bancarrota.  Para aliviar la difícil situación económica, el Presidente Benito Juárez, el 17 de julio de 1861, decreta la suspensión de pagos de la deuda exterior por dos años.  España, Francia e Inglaterra no aceptan estas condiciones y sus representantes reunidos en Londres, firman la Convención la Triple Alianza, el 31 de octubre de 1861, donde acuerdan tomar posesión de las aduanas mexicanas para cobrar lo correspondiente a cada uno.

Una delegación desembara en Veracruz en diciembre del mismo año. Juárez envía a negociar a su Ministro de Relaciones Exteriores, Manuel Doblado, quien logra reducir los pagos vencidos mediante el Pacto de Soledad.  El General Juan Prim, de España influye con Inglaterra para aceptarlo, pero Francia se niega.

El Emperador de Francia, Napoleón III decide intervenir militarmente a nuestro país, mediante un ejército al mando del Conde Lorencez, quien es derrotado en Puebla, el 5 de mayo de 1862, con tropas al mando del General Ignacio Zaragoza. Sin embargo la alianza con las tropas conservadoras mexicanas ocasiona la posterior imposición del Emperador Maximiliano de Habsburgo.

Los acontecimientos ocasionados por la intervención francesa de 1857, tienen repercusiones serias en el Estado de Chihuahua. El Presidente Juárez al organizar la defensa en contra de los agresores, decreta el número de soldados de guardia nacional que cada estado debía poner a disposición de Ministerio de Guerra y Marina, tocando a Chihuahua 2 mil hombres.

El Gobernador del Estado, Coronel Luis Terrazas dispone la integración del «€œBatallón Primero de Chihuahua»€, el cual sale de la Entidad en mayo de 1862, para formar parte del ejército juarista del General Jesús González Ortega. Este Batallón participa en la batalla de Puebla, cuando el Ejército de Oriente al mando del General Ignacio Zaragoza derrotó a las fuerzas francesas.

La caída de la Ciudad de Puebla obliga al Gobierno del Presidente Juárez a abandonar la Ciudad de México. Después de peregrinar por distintas ciudades del Norte del País, Benito Juárez y sus ministros de Relaciones Exteriores y Gobernación Lic. Sebastián Lerdo de Tejada, de Hacienda, Fomento, Justicia e Instrucción Pública, Lic. José María Iglesias y de Guerra y Marina, General Miguel Negrete, se dirigen al territorio chihuahuense. El 29 de septiembre de 1864, la comitiva pernocta en Villa Coronado, teniendo como escolta al «€œBatallón Supremos Poderes»€  a cargo del Coronel Pedro Meoqui.

La ruta del Presidente de la República tocó las poblaciones de Allende, Hidalgo del Parral, Camargo y Rosales hasta su llegada el 12 de octubre a la Ciudad de Chihuahua. Por más de dos años, el Estado es la sede del Gobierno Republicano que servía de centro de resistencia en la lucha contra la intervención francesa y el Imperio de Maximiliano de Habsburgo.

Durante su estancia en Chihuahua, el Presidente Juárez revalidó de pleno derecho las adjudicaciones de bienes nacionalizados del clero y las ventas de terrenos baldíos, ejecutadas por la administración del Coronel Terrazas.

La lejanía de las tropas francesas y sus aliados, permiten al Ministro de la Guerra, General Negrete, la reorganización de la guardia nacional, y la integración del «€œBatallón Patriotas de Chihuahua»€ que combatió en el Puerto de Matamoros Tamaulipas a los imperialistas.

Mientras tanto el Gobernador Trías publica el Decreto General del 15 de abril de 1864 expedido por el Presidente Juárez, para convocar a elecciones de poderes locales, donde es designado Gobernador Constitucional, el Coronel Luis Terrazas.  Durante su breve estancia en el poder se precipitó la invasión de las tropas francesas sobre el territorio chihuahuense.

El Presidente Juárez después de nombrar Gobernador y General en Jefe de todas las fuerzas republicanas que operaban en Chihuahua al General Manuel Ojinaga, presionado por el avance de las tropas francesas, sale hacia Ciudad Juárez el 5 de agosto de 1865.

Después de la muerte del General Ojinaga,  asume el Gobierno y la Comandancia Militar del Estado el General Villagra, quien mantuvo la lucha contra las tropas imperialistas.

El 31 de octubre el Coronel Luis Terrazas es nombrado por el Presidente Juárez Gobernador del Estado y Jefe de la Comandancia Militar.

Durante su estancia en Ciudad Juárez, el Presidente Juárez expide el Decreto del 8 de noviembre de 1865, por el cual se prorroga el mandato presidencial mientras durara la guerra.

El 25 de marzo de 1866, el General Terrazas al frente de las tropas republicanas vence al ejército imperialista, recuperando la Ciudad de Chihuahua para el Gobierno Republicano. La cual jamás volvió a ser ocupada por los invasores y sus aliados.

La declinación del Imperio de Maximiliano se precipita y de nueva cuenta es sede del Gobierno Nacional con el anuncio de la retirada de las tropas francesas de México. El Presidente Juárez y los miembros de su gabinete regresan al interior del País el 10 de diciembre de ese año.

Fragmento de Chihuahua, en Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México, del Inafed.