La organización internacional Save The Waves lanzó hace aproximadamente 3 meses vía la página de peticiones change.org una petición que involucra un paraíso del sur de México: Punta Conejo en Salina Cruz, Oaxaca.

Se trata de impedir que se construya allí un nuevo puerto industrial, en detrimento del ecosistema de la zona.

De acuerdo a los antecedentes que informa la organización, se han unido con otras organizaciones civiles como Reservas de Sur México, Costasalvaje y la Unión de Surfistas y Salvavidas de Salina Cruz, específicamente para lograr este fin.

Sin embargo, lo que inició como una petición marginal, ya ha reunido cerca de 258 mil personas firmantes y aún se siguen sumando muchas más por minuto.

La organización argumenta que el hábitat que rodea Punta Conejo es hogar permanente de especies en peligro de extinción, como la tortuga laúd y la golfina, además de que lugares como Playa Brasil, Playa Azul y la laguna de Salinas del Marqués también son lugares vitales para pescadores locales.

De acuerdo a lo anterior, la construcción del puerto señalado rompería con ese equilibrio y modos de vida señalados.



La petición textual es la siguiente:

«En diciembre del 2018 el Gobierno Federal anunció El Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, el cual contempla la construcción del muelle de usos múltiples y el proyecto del nuevo puerto industrial en Salina Cruz, Oaxaca. En general, se reconoce la importancia de una nueva zona portuaria para México, pero se pide al Gobierno Federal no autorizar la construcción del nuevo puerto industrial en esta zona y explorar otras alternativas que causen menor daño al ecosistema y las economías que dependen de él.

El desarrollo del nuevo puerto industrial en el área propuesta, acabará con importantes ecosistemas tales como playa Brasil, playa Azul, la laguna de Salinas del Marqués y la zona de surf conocida como Punta Conejo.

Aunque el presidente de México ha explicado en diversas ocasiones que este y otros proyectos del sexenio se realizarán con respeto a la historia, cultura, tradiciones de las comunidades y al medio ambiente, el proyecto en esa zona implica dragar y destruir los humedales costeros con un impacto directo en la flora y fauna de la zona, la zona de rompientes para el surf, y la economía de la comunidad local.

Salinas del Marqués, Playa Azul y Playa Brasil y sus alrededores no sólo son el hábitat de especies en peligro de extinción tales como la tortuga laúd y la tortuga olivácea o golfina, también son la principal fuente económica para los pescadores locales (pesca de camarón con técnicas tradicionales y extracción de sal). Con la construcción del nuevo puerto, este humedal sería destruido.

Asimismo, Punta Conejo es una zona de surf reconocida a nivel internacional. Es una zona con un alto valor geológico y cultural para el ecoturismo y la práctica del surf, y el desarrollo del nuevo puerto tendrá un impacto directo en la zona de la rompiente.

Por medio de esta petición se pide al Gobierno Federal no aprobar la construcción del nuevo puerto industrial en esta zona y explorar otras alternativas que no causen impacto al ecosistema y las economías que dependen del él.»