Foto N22 Ireli Vázquez
Por N22

El 4 de noviembre, Natalia Lafourcade se presentó en la Auditorio Nacional de la Ciudad de México, para ofrecer un concierto que llevaba por nombre, “Un canto por México”, esto como parte de un proyecto benéfico que la cantante tenía, en el cual buscó recaudar dinero para la reconstrucción del Centro de Documentación del Son Jarocho (CDSJ), afectado en los sismos de septiembre de 2017. El día del concierto, Natalia pudo estar acompañada por Mon Laferte, Carlos Rivera, Pepe Aguilar, Los Cojolites, Café Tacvba, Panteón Rococó, entre otros.

En dicho concierto se dio a conocer por primera vez “Una vida”, que el día jueves 5 de diciembre salió oficialmente como sencillo, el primero que formara parte del álbum benéfico Un canto por México en favor del Centro de Documentación del Son Jarocho.

A propósito de su nuevo lanzamiento, platicamos con la cantante y compositora.

En tus redes sociales mencionas que esta canción es muy íntima, porque la escribiste en la comodidad de tu casa, durante meses la cantabas sola sólo acompañada de tu guitarra, ¿de dónde surge la idea de escribir “Una vida”?

Es una canción que tal cual el nombre lo dice “Una vida” y el coro «sólo una vida hay que vivir para darlo todo, para perdonar, para reconstruir, para tirarse, para arriesgar, para vivir plenos» y creo que el último año y medio o dos años de mi andar he cuestionado mucho la vida, han habido diferentes aspectos al rededor de mí que me han hecho cuestionar mucho el valor y la importancia de la vida, y la gratitud hacia la vida misma y el porque estoy aquí y qué voy a hacer con mi vida, siendo cantante, siendo figura pública, pero también siendo una mujer que también tengo mi vida, mi espacio, me cuestionaba el ¿cómo estoy gastando mis horas, mi tiempo, mi energía?, el ¿qué estoy haciendo de mi vida? Y eso me lo he preguntado cientos de veces.

Ésta es una canción que habla del amor, que habla del cómo el amor te hace tropezar, el amor y los tropiezos con tu pareja, pero también con la humanidad, y cómo a veces como seres humanos nos tropezamos en el amor con nosotros mismos, en cómo nos respetamos, en cómo nos amamos, cómo nos aceptamos y nos reconciliamos y en cómo integramos todo lo que implica que seamos. Es existencial y de mucha reflexión, eso es “Una vida”, va muy de la mano con lo que vivo en este momento, un momento de éxito y de cosas muy hermosas, pero también un momento donde me detengo y digo “quiero volver a mi casa, quiero dejar los viajes para poder volver a arraigarme en mi tierra, en mi espacio, en mí misma, en mi ser, para encontrar lo que voy a decir”, porque el arte es una medicina muy importante y hoy en día hay que estar bien uno para poder entregar algo que le puede hacer bien a otros. La música hace mucho bien y quiero seguir haciendo música.

¿De dónde surge la idea de crear este disco? ¿Piensas sacar sencillos poco a poco o piensas sacar el disco ya completo?

La intención nace de hacer un concierto para recaudar fondos y reconstruir un espacio que es el Centro de Documentación del Son Jarocho, y nosotros dijimos “no podemos no compartir esta música”, porque es maravillosa y la tenemos que dejar en la historia para siempre. Aquí tenemos un disco que creo que van a ser dos unidades, porque son más de 25 temas, es muchísima música y toda bien bonita. Realmente este disco no sabíamos que iba a existir, es un disco que tiene un espíritu enorme y que le valió “madres” que yo quisiera tener un espacio sabático porque dijo, “yo quiero existir y quiero existir de una manera enorme”, con una comunidad de músicos y de artistas maravillosos que me ayudaron a hacer este proyecto, hasta los niños de Veracruz cantan.

Vamos a sacar algunos sencillos hasta que ya vamos a tener el disco listo, pero en realidad en febrero o marzo lo vamos a estar liberando, yo creo que la primera parte del disco.

 

Anteriormente ya habías hecho un homenaje al folclore Latinoamericano, y me refiero a los dos discos de las Musas, en donde sí, ya habías tenido un acercamiento a este tipo de género musical y en el cual grabaste “Mexicana Hermosa” acompañada de mariachi, pero aquí en “Una vida” te vemos y se te escucha entregada al género ranchero, haciendo una unión perfecta entre tu voz y tú la melodía ¿así te lo imaginaste?

Yo moría de ganas por hacer un disco ranchero, desde hace años tenía esta inquietud de explorar, de coquetear con el ranchero, ¿por qué no? La primera vez que me paré en un escenario tenía diez años y fue cantando “El rey”, y “Amor eterno” con mariachi, fue realmente como mi primer acercamiento al escenario con un mariachi atrás de mí y después pasaron casi veinte años, que llevo de carrera, y nunca lo volví a hacer. Era un inquietud y era una necesidad, y tratando de pensar cómo podíamos hacer este concierto algo distinto y único, hablamos acerca de tener un mariachi sobre el escenario y de hacer algo que nunca hubiera hecho para que fuera atractivo para mí y para mi público y eso terminó siendo este disco, al final es ranchero, pero también es pop, también bolero, es polka ranchera con cumbia, con un poco de todo, como son jarocho, la gama de instrumentos es enorme y deliciosa.

¿En este disco tendrás colaboraciones?

Muchísimas. Hay todas las colaboraciones, de entrada casi todas las colaboraciones que tuvimos en el Auditorio Nacional, hay otras que son sorpresa, que se están gestando y eso es maravilloso.

Siempre has estado involucrada en temas sociales y cantando has demostrado tu apoyo y justo este disco va a estar destinado a favor del CDSJ, ¿qué significa para ti poder ayudar y aportar con tu voz, con tu música, causas como éstas?

Logramos hacer que nuestra ecuación fuera muy redonda en el aspecto de hacer un concierto que recauda fondos para un centro que se empieza a construir en enero y logramos que Sony Music formara parte de esta labor, donando una parte del disco a la construcción también de este lugar. Para mí fue excelente, porque podría ser la música nada más, pero de verdad que detrás de la música hay una causa importante para la misma música también.

¿Y cómo fue tu acercamiento con ellos para llegar al acuerdo de que lo recaudad estaría destinado al Centro?

Todo viene por parte del gusto de toda la gente que se han involucrado. Todos creen en la importancia que tiene el arte, la música, la cultura, las tradiciones, nuestro folclore, recordar nuestras raíces, recordar de dónde venimos, el tomar de lo que tenemos para renovarnos hacia el futuro, para crecer, en la importancia que tienen los jóvenes, para que las nuevas generaciones absorban este arte, esta música, absorban esta delicia cultural, que tenemos, todos creemos en eso, todos creemos en la fuerza de la música, en la medicina musical, en cómo la música puede salvar un tejido social, yo profundamente lo creo.

Es nuestra manera de apoyar y hacer algo que se pueda quedar en la historia, nosotros simplemente estamos en la búsqueda de la reconstrucción de un espacio, de poner las aulas para que ellos continúen con una labor que vienen haciendo desde hace 25 años, es realmente eso, nosotros no estamos inventando algo, en realidad eso ya existía. Se siente muy bonito que a través  de la música y de lo que la gente consume de la música, se pueda ayudar y sea un proyecto redondo.

Es muy importante resaltar que es un disco hecho en comunidad, muy distinto a mis discos pasados porque este disco tiene la mano y la interpretación de más de cincuenta músicos. Nunca hubiera imaginado que yo haría un proyecto como éste. Es probablemente uno de los proyectos más ricos musicalmente que me ha tocado hacer, si no es que el más. No solamente es mi música, es el arte de muchos compositores, es la interpretación de muchos cantantes, los instrumentos de muchos músicos, es la jarana, el requinto, la percusión de la música jarocha, la cumbia, el acordeón, es todo, es muy integral con lo que es México, y es actual, es nuevo, es moderno. Me hace pensar en los discos de los viejos tiempos, es así de exquisito y elegante y popular. Es incluyente.

Algo que me gustaría preguntarte y que está fuera de esta nueva entrega, es como creadora ¿qué opinas sobre todos estos hechos que están pasando en nuestro país? Podría ser una voz de aliento al decirle a las mujeres que no se rindan que sigan luchando.

Claro. Siento que como mujeres tenemos una capacidad enorme de abrazar, de cobijar; tenemos la posibilidad de hacer crecer a un ser humano en nuestros cuerpos, de ser madres. Creo en la mujer como esa figura que puede logar un equilibrio en la humanidad, en la sociedad, no creo en dividir, que es algo que actualmente esta pasando, estamos viviendo un colapso social donde se están dividiendo y pienso que eso es lo que no deberíamos de promover.

Siento que como mujeres tenemos que pelear nuestros derechos, tenemos que pelear vivir bien, estar en paz, estar tranquilas, sentirnos seguras, pero también tenemos que pelear por esa igualdad. Cuando se habla de esa igualdad siento que hay que luchar por entender que todos somos distintos, que mujeres y hombres somos distintos, que las energías son diferentes y todos tenemos masculino y femenino, y hay que reconciliarnos con esas energías a nivel personal y respetar esas energías. Hay que promover el respeto en una sociedad equilibrada, sana mentalmente, física y espiritualmente, el trabajo tiene que ser integral, eso nos va a permitir poder equilibrarnos como sociedad, en el respeto mutuo, en que no podemos señalar a los hombres y juzgarlos, tenemos que promover el amor, eso es lo que se tiene que promover, el amor, el respeto a la vida en todas sus formas de proyección, desde como se manifiesta la vida, desde la naturaleza, desde la tierra, desde los animales, hasta los seres humanos, hasta nuestros amigos, hasta lo que hacemos, lo que somo, nuestras formas de pensar, como somo distintos. Sí estamos pasando un momento bien difícil porque ha habido mucha violencia y a habido mucho daño y hay mucho coraje reprimido que quiere salir, pero nuestro coraje no puede convertirse en violencia, tenemos que trascender eso en amor y eso es el trabajo más profundo que tenemos por hacer.