Elpidio Méndez

Por: Andrés Guzmán Zamora

Es el fin de la existencia, para otros es el comienzo de la vida eterna, pero para los que quedamos en esta vida terrenal es difícil escribir la partida de un amigo, de un compañero. Falleció el profesor Elpidio Méndez Martínez al complicársele una enfermedad que lo aquejaba desde hace algunos años.

En alguna de las platicas que tuvimos el profe nos dijo que era muy importante que los niños quieran seguir el paso de algún ídolo en especial en el deporte, no decía que para la práctica de cualquier deporte se necesita tener afición de verdad, se necesitar tener constancia, y sobre todo, el apoyo de la base familiar. El papá o la mamá debe acompañar a sus niños a sus prácticas, buscar la manera de que él vaya aprendiendo. Dejarlo que él elija el deporte que guste.

Fue presidente de la mesa directiva de la Liga Eduardo Vasconcelos a principios de los ochentas, la cual trabajó para reunir recursos para la compra de terrenos de la unidad deportiva.

En sus inicios en el beisbol, en aquellos juegos de «chamaco» en la esquina de lo que ahora es la calle de Jazmines y Eucaliptos, con la ‘palomilla’ de la zona improvisaban manoplas y las pelotas con trapos y bolas de esponja para jugar.

Pero con el tiempo se desempeñó como lanzador durante 28 años, formando parte en los equipos: Choferes del Sur, Oaxaca Gráfico, Panificadora la Vasconia, Jalatlaco, Casa Brena, ILCA, CAPFCE, La Guerra, Rojos de la Colonia, Reforma, Ferretera Donají, Magisterio, Materiales Canseco, Azulejos, Triplay, entre muchos más.

Se coronó con las novenas: Pink Elephant, Casa Hernández, Tecnológico, Traileros, Universitarios, Transportes Unidos, Oaxaca-Pacifico, Stauo, Hotel Rivera y Bravos –categoría Junior.

Sumó en total nueve campeonatos y vistió la camiseta de más de 35 equipos.



Manager de Castilla

Son muchas las vivencias registradas en su trayectoria como profesor y en la deportiva, pero la inolvidable anécdota es haber sido manager de Vinicio Castilla en el Torneo Nacional del PRI 85.

Además, de volver a estar como su manager en 1996 cuando Vinny ya era toda una estrella de Ligas Mayores, cuando le pregunto a Vinicio: cuántas entradas vas a jugar, porque él ya era un jugador de Grandes Ligas y yo un manager amateur; me contestó: unas cuatro.

Pasan las entradas y me dice: creo que ya es suficiente y le digo: bueno, pero de pronto me dice: no ‘profe’ usted manda y si usted quiere regreso, y es entonces cuando sale con su guante corriendo al terreno de juego, olvidándose que él era todo un jugador estrella profesional.

Como manager, Elpido Méndez obtuvo un gran tercer lugar al frente de la selección de la Liga Eduardo Vasconcelos en el Nacional PRI-85, al lado de Francisco Mañón Mireles y Jesús de la Cruz Macías.

Fue en ese torneo en donde se dio a conocer Vinicio Castilla Soria, quien después llegaría a las Grandes Ligas y triunfaría en ésta.

Elpidio Méndez se desempeñó como coordinador deportivo en el municipio de Oaxaca de Juárez, en el trienio 1993-1995, colaborando en la construcción del Parque Infantil de Beisbol ‘Vinicio Castilla Soria’, así como en la instalación del Gimnasio Municipal en la Unidad Habitacional en el Infonavit 1º de Mayo.

Espacios deportivos

Así también, colaboró como coordinador de parques y espacios deportivos, dependiente de la Unidad de Programas Especiales del Gobierno del Estado, en el periodo de 1996 a 1998, participando en la construcción del Parque Infantil de Beisbol ‘Luis Donaldo Colosio’ y en la remodelación del Parque Eduardo Vasconcelos, actualmente casa de los Guerreros de Oaxaca.

Elpidio Méndez fue presidente de la mesa directiva de la Liga Eduardo Vasconcelos en el periodo 1981-1982, la cual trabajó de manera intensa para reunir recursos para la compra de terrenos de la unidad deportiva de este circuito, adquisición que se hizo ya durante la gestión de Gilberto Ontiveros.

El profe con sus inseparables anteojos, su figura ya un tanto encorvada, vestido como todo un caballero del beisbol, portando camisa de vestir color azul, pantalón de mezclilla bien alisado en tono claro, y con zapatos estilo casual, impecables, es al amigo que siempre recordaremos, quien tenia el consejo en la boca para darte, con mucha historia para contar, ayer partió.

Descanse en paz el profesor Elpidio Méndez.