eloriente.net/Zurrón del aprendiz

7 de febrero de 2013

Ojalá,  es una de las canciones más reconocidas del cantautor cubano Silvio Rodríguez (uno de los principales exponentes de la Nueva Trova cubana), compuesta en 1969 y publicada hasta 1978 en su álbum Al final de este viaje.

En la entrevista concedida a Isabel Parra y Eduardo Olivares en París, para la revista Hoy de Chile en octubre de 1981 (la cual puede leerse en el portal de Silvio Rodríguez), Silvio comentó que esta canción fue compuesta en el tiempo en el que navegaba por la costa occidental de África en el barco Playa Girón de la flota cubana de pesca.

Estuvo 5 meses en el barco de pesca dando vueltas por toda África, «pescando y pescando y pescando. Entonces, lógicamente, cuando no tenía nada que hacer en el barco pues me ponía a hacer canciones.»

De tal modo que «Ojalá», una de sus canciones más famosas fue compuesta bajo estas circunstancias.

En esta misma entrevista, el cantautor cubano declaró que la canción fue dedicada a la mujer que fue su primer amor. «Fue un amor que yo tuve cuando estaba en el ejército, haciendo mi servicio militar. Yo tenía 18 años y fue mi primer amor importante en el sentido de que fue el primero que me enseñó cosas. Cuando uno aprende a través del amor es como fundar algo. Ese amor me incorporó cosas buenas. Era una muchacha mucho más evolucionada que yo, mucho más inteligente, más culta. Me enseñó, por ejemplo, a conocer a César Vallejo, que ella adoraba.

Después nos tuvimos que separar, ella se tuvo que ir, estaba estudiando medicina. En fin no le cuadró la medicina. No sé por qué empezó a estudiar medicina. ¡Cosa loca de ella! Ella siempre fue de las letras.

Hoy en día es profesora de eso, y se fue a Camagüey a estudiar y yo me quedé allí en La Habana, totalmente desolado y pasaron los años y el recuerdo de aquel amor tan bonito, tan productivo, tan útil -¡ojo, no confundir con utilitario!- me tenía obsesionado. Fue además un amor tronchado por las circunstancias de la vida, no fue cosa que se agotara. Y se me quedó un poco ese fantasma detrás. Por eso es que compuse esta canción, quizás en un momento de delirio, de arrebato, de sentimiento un poco desmesurado, Ojalá esto, ojalá lo otro».

El recuerdo de esta mujer tan importante en su vida le llevo también a componer «Te doy una canción» y «Emilia».

LETRA

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
Ojalá que la luna pueda salir sin tí.
Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

Ojalá se te acabé la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de tí,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores.



@El_Oriente te comparte también una maravillosa entrevista que hace MP3 Gira Latina a Silvio Rodriguez, donde éste habla precisamente de cómo surgió Ojalá y muchas cosas más.