Los huertos familiares son cultivos de hortalizas que se realizan durante todo el año.

Los alimentos que se producen son para autoconsumo familiar, pero si se llegara a generar un excedente, éste puede comercializarse y producir un ingreso económico extra.

La importancia de los huertos familiares resurgió por motivo de la pandemia que se vive en el mundo, muchas personas perdieron su empleo o tuvieron una baja en sus ingresos económicos, por lo que buscaron alternativas para obtener productos esenciales en las situaciones de emergencia.

Unas de las ventajas de los huertos son que las familias producen frutas y verduras que están libres de sustancias químicas como insecticidas, herbicidas o pesticidas que se utilizan para controlar las plagas y pueden dañar la salud de las algunas personas o afectar al medio ambiente.

Otra ventaja importante de los huertos son que motivan al reciclaje y a la correcta separación de desechos, herramientas que son de utilidad para cuidar el medio ambiente desde el hogar.



Al emplearse estas alternativas también se genera conciencia sobre la importancia de producir alimentos de manera orgánica y así reducir la contaminación del suelo por el uso de productos industriales. Para el cultivo se utiliza y aprovecha la poda de árboles, la hojarasca y los desechos orgánicos, con estas opciones se enriquecen los suelos agrícolas porque el uso abono reduce de 85 a un 90% la necesidad de usar sustancias químicas y tóxicas.