eloriente.net

3/noviembre/2014

Ubicada en el corazón del Istmo de Tehuantepec, dentro de la porción oriente del estado de Oaxaca, la región de Los Chimalapas incluye la mayor extensión de selvas húmedas y bosques mesófilos bien conservados de México, además de contar con bosques templados y selvas bajas; siendo considerada por ello la zona de mayor biodiversidad de México y una de las zonas de mayor biodiversidad de Mesoamérica. Es el más generoso ecosistema del trópico húmedo de la República que produce 40% de los escurrimientos pluviales del país. Esta región es propiedad ancestral del Pueblo Indígena Zoque Chimalapa, descendiente de la Cultura Olmeca. La zona de los Chimalapas, está conformada por dos comunidades agrarias, Santa María (460 mil ha) y San Miguel (134 mil ha).

San Miguel y Santa María Chimalapa, están adscritos al territorio de Oaxaca desde la época colonial. El de los Chimalapas, no es un conflicto de límites entre los estados de Oaxaca y Chiapas solamente, pues las constituciones de 1990 de ambas entidades, delimitaban la circunscripción estatal, dejando establecido que la mayoría del territorio comunal zoque chimalapa está en Oaxaca.

En 1950, la maderera michoacana Rodolfo Sánchez Monroy, inició trámites para obtener concesiones en supuestos “terrenos nacionales” “dentro del estado de Chiapas”, logrando permisos federales para explotar 100 mil hectáreas por 25 años, hasta que en 1977 los comuneros chimalapas expulsaron a las empresas. El 10 de marzo de 1967 y luego de luego de 26 años de gestiones, el Estado mexicano reconoce a los zoques chimalapas como sujetos de derecho agrario y dueños ancestrales de un territorio comunal, pero el conflicto ya se había iniciado por dos frentes: el primero de corte agrario, permitiendo a los chiapanecos explotar los recursos de Oaxaca por encima de la resolución presidencial y el segundo de tipo político, que enturbió los límites geográficos, bien establecidos en el primer documento, cuando el municipio de Cintalapa, en Chiapas, estableció núcleos poblacionales en territorio oaxaqueño con la anuencia del Gobierno Federal, quien apenas dos meses después de la primera resolución, otorgó al gobierno chiapaneco mil 975 hectáreas dentro de Oaxaca.

La LXI Legislatura del Gobierno de Chiapas, aprobó la fundación de cuatro nuevos municipios el 17 de noviembre de 2011, uno de ellos, Belisario Domínguez, en la zona de conflicto, el cual tiene su cabecera en el pueblo llamado Rodulfo Figueroa que tiene una resolución agraria posterior a 1967 y sirve para que las empresas privadas puedan firmar contratos sin negociar con los comuneros zoques chimalapas de Oaxaca; en otras palabras, funge como amparo ante instancias legales. Para el gobierno oaxaqueño, estas invasiones buscan desmembrar el territorio indígena y por ende afectar la biodiversidad de la zona.

A principios de 2012 los Chimalapas presentaron dos controversias constitucionales ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, obligando al gobierno de Oaxaca a presentar una tercera. Las autoridades comunales chimas ganaron dos amparos por los cuales el gobierno de Chiapas tiene prohibido realizar cualquier acto jurídico o administrativo dentro del territorio comunal, este amparo fue ratificado en junio de 2013 por la SCJN

En la demanda, el Gobierno de Oaxaca incluyó documentos y otras pruebas del asentamiento irregular y de la propiedad de los predios, así como de las invasiones promovidas por el gobierno chiapaneco, para acreditar que la zona de los Chimalapas es oaxaqueña. La controversia constitucional que se discute en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), espera las pruebas que presente Chiapas y Oaxaca  para cotejarlas y marcar el limite correspondiente.

Chiapas aceptó tres de los cuatro puntos que Oaxaca propuso en virtud del tratado de límites de 1549;  la Barra de Tonalá, el Cerro del Chilillo, el Cerro de la Jineta y queda por definir el Cerro de los Mixes,  que ambas entidades la ubican en puntos diferentes. A esto se suma que en el mes de junio de 1995, el Congreso del Estado de Chiapas reformó -sin fundamento- el artículo 3° de su Constitución Política, modificando sus límites con el estado de Oaxaca, demostrando imprecisión jurídica e inexistencia  de los límites territoriales sometidos a su soberanía. De esta manera se llega a la conclusión que la Región Chimalapa, desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días, pertenece al Estado de Oaxaca.

Chimalapas

Foto: agustindelcastillo.com

Entradas relacionadas:

Mazunte: La reconciliación con la tortuga marina

Mazunte: La reconciliación con la tortuga marinaeloriente.net 25/octubre/2014 A mediados del siglo XX, Mazunte fue parte del rastro de tortugas más grande de México. La gran cantidad de tortugas marinas que arribaban a este paradisiaco destino de la costa oaxaqueña, atraía a los pobladores de comunidades cercanas quienes veían la oportunidad de obtener carne y huevos. 1990 es una fecha histórica […]

De Cuicatlán para el mundo: el chile huacle

De Cuicatlán para el mundo: el chile huacleeloriente.net 22/octubre/2014 El original mole negro oaxaqueño usa como base el chile huacle, producto endémico de la Cañada, concretamente de San Juan Bautista Cuicatlán; en otras palabras, significa que esta micro región es la única en el mundo que tiene las condiciones para que se dé la especie también conocida como chilhuacle. Por tanto, su importancia […]

La otra ecología: Basura y cordura

La otra ecología: Basura y corduraeloriente.net 19/octubre/2014 Por Juan José Consejo Donde estuvo el hombre, en cada lugar que dejó, quedó basura. Hasta en la búsqueda de las últimas verdades y pisando los talones de su dios produjo basura. Por la basura, acumulada capa a capa, se le podía reconocer siempre en cuanto se excavaba para buscarlo…. Gunter Grass La Ratesa […]