Crónicas Beisboleras: Se coronó Boston. Por Jaime Palau

(www.eloriente.net, México, 4  de noviembre de 2018, por Jaime Palau @jpranz).- Ha terminado la Serie Mundial, no hubo sorpresas, el mejor equipo durante toda la temporada, el líder de principio a fin, sin caerse en ningún momento, concretó una temporada extraordinaria y los Medias Rojas de Boston se coronaron, pasaron sobre dos equipos que obtuvieron cien o más victorias durante la temporada regular y en la Serie Mundial aplastaron a los Dodgers de Los Ángeles.

Boston ganó 108 partidos en temporada regular, esos son muchos juegos, quiere decir que en ningún momento cayeron en un slump, fueron líderes toda la temporada, aunado a las once victorias de postemporada, terminaron con 119 victorias en el año, se quedaron cerca del récord histórico de los Yankees de 1998, ganaron 114 partidos más 11 en finales, da un total único de 125 triunfos en un año.

Quienes pudieron tener el récord eran los Marineros de Seattle del 2001 ya que ese año arrasaron con 116 victorias, solo que no pudieron llegar ni a la serie Mundial así que de nada sirvieron, solo para la anécdota y para tener el honor de más victorias en un temporada regular, pero bien, si el objetivo de este deporte es ganar, ganar juegos, ganar la División, ganar la Liga y ganar la Serie Mundial, al no hacerlo estás condenado al castigo del olvido.

De los cinco encuentros que duró esta Serie Mundial, el único que ganaron los Dodgers de Los Ángeles fue el tercero de la Serie, el memorable, el que pasará a la historia, en el que se rompieron muchos records y por supuesto, el juego que debe ser analizado más a fondo para apreciar la dimensión de ese partido.

Los lanzadores abridores fueron Walker Buehler por los Dodgers y Rick Porcello por los Red Sox, en la primera y segunda entradas Boston se fue en orden con dos ponchados y Dodgers solo consiguió una base por bolas, en la tercera Boston amenazó con dos imparables sin lograr anotación, en cambio Dodgers vino con un estacazo de cuadrangular de Doc Pederson sin gente en base para adelantar a los locales, aun batearon en esa entrada un doblete que no sirvió de mucho, acabó la entrada.

Para la cuarta, quinta, sexta y séptima los Red Sox se fueron en blanco y en orden, el dominio de Buehler fue fantástico, digno de una Serie Mundial, en esas mismas entradas Dodgers tampoco consiguió carrera alguna, un hit en quinta, otro en la sexta y un tercero en la séptima, para la octava vino el cerrador de lujo de Dodgers Kenley Jansen y después de dos outs, Jackie Bradley Jr. se la desforró para empatar el partido, al cierre de la octava, después de un imparable de Dodgers terminó la entrada.

La novena la sacó Jansen en orden por los locales, al cierre de la última entrada en teoría, Bellinger abrió con imparable, Puig no supo tocar la bola y fue dominado con globo a los jardines, en un error de concentración Bellinger fue sorprendido fuera de la base para el segundo out de la entrada, el cerrador de lujo Craig Krimbel con facilidad mandó el juego a extra-innings.

En la décima los visitantes estuvieron a punto de anotar, después de un out vino una base por bolas y un hit ligado que puso hombres en primera y tercera, un globo al jardín central parecía que traería al plato la de la diferencia en pisa y corre, Bellinger capturó la bola y lanzó al home un riflazo para poner out al corredor, de esa manera lavó su error mental de la entrada anterior, por su parte Kimbrel retiró la décima no sin antes recibir un doblete de Max Muncy.

La entrada once y doce fueron retiradas sin problemas para ambos equipos, por cierto de la doce en adelante Nathan Eovaldi tiró por los patirrojos, de hecho fue el noveno y último lanzador utilizado en el encuentro, seis completas por Boston, casi un juego completo.

La entrada trece fue muy emocionante, Holt, el primer bateador de Boston en la entrada recibió base por bolas y ya se sabe que contra eso no hay defensa, se robó la segunda y en una rola a segunda de rutina vino el error en el tipo a primera de esa forma se produjo la carrera, Boston estaba arriba a tres outs de ganar.

En el cierre de la trece, Muncy recibió base por bolas, huelga repetir que así no hay defensa, Bellinger sacó globo a tercera de foul, el antesalista capturó yéndose de espaldas a la tribuna, Muncy aprovechó para hacer pisa y corre a segunda, Yasiel Puig saca rola muy lenta por segunda que fue considerado infieldhit y error en el tiro a primera, así vino la carrera del empate en la misma trece, alguna similitud en las anotaciones es pura coincidencia.

La catorce no trajo nada para nadie, en la quince Muncy sacó un cañonazo que por milímetros se fue de foul, y como dice el refrán, después del gran foul el gran ponche, la dieciséis y diecisiete se fueron de corrido, nada para nadie, en la dieciocho nuevamente Boston no pudo agredir a los locales, en el cierre de la 18, vino Muncy y ahora sí, la puso en órbita en terreno bueno para acabar el partido más largo de la historia de las Series Mundiales, en tiempo y el cantidad de entradas.

Los números finales fueron los siguientes, duración siete horas veinte minutos, 18 entradas, participaron 46 jugadores en el partido, 23 por cada equipo, de hecho solo quedaron sin ingresar dos lanzadores de cada club, se utilizaron 18 pitchers. 9 por equipo, entre los dos equipos acudieron a batear al plato 131 bateadores, Xander Bogaerts de Boston es el primer pelotero en irse de 8 nada, cero hits en ocho oportunidades.

Se hicieron 561 lanzamientos al home de los cuales 283 fueron de los pitcher de Boston y 278 de Dodgers, todos esos son considerados un nuevo récord en la historia, se recetaron 34 ponches de manera combinada, ese record se empató, con uno más se hubiera superado, finalmente, hace notar la señora Anne Hill, viuda de Alberto Mayagoitia, histórico columnista de béisbol, que los umpires estuvieron parados sin poder sentarse por casi siete horas y media, increíble juego.

El telón se ha cerrado, Boston es el nuevo campeón y tiene equipo para repetir el siguiente año, veremos qué pasará, este año fue para el olvido en la Liga Mexicana de Béisbol e inolvidable en las Ligas Mayores.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Tweeter: @jpranz

Seguiré comentando la próxima semana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone