EDITORIAL: En el Istmo ya es 2018


eloriente.net

La Editorial del Martes

3 de octubre de 2017

No queríamos, pero ya es 2018

La carta enviada al presidente Enrique Peña Nieto, por parte de diversas autoridades municipales del Istmo de Tehuantepec, tiene una relevancia fundamental, simplemente por el hecho de que entre las firmantes están las primeras concejales de Tehuantepec y Juchitán, dos de las principales ciudades de Oaxaca.

Sin embargo, también lo es —pecaríamos de ingenuidad si no lo hacemos notar—, que la filiación partidista de las mismas ha influido, al menos en la determinación de hacer públicas sus observaciones al proceso de atención de la emergencia por parte del gobierno.

De la misma forma, muy temprano en el desastre, el propio gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, acusó recibo de numerosas giras de actores políticos en la región, e incluso amenazó con hacer caer todo el peso de su gobierno si continuaban con la intención de “lucrar políticamente” con la tragedia.

A ese mismo llamado, se sumó la esposa del gobernador, Ivette Morán, quien pronto publicó un video con similar intención condenatoria.

Es decir, desde las primeras horas, la tentación de capitalizar la ayuda y la atención para la recuperación del sismo del 7 y luego del 19, ha sido palpable.

En esa lógica, se inscribe finalmente la condena por la “ineficiente coordinación” que acusan las presidencias municipales.

Pero también el nombramiento de responsables federales en cada uno de los municipios, incluyendo la presencia de aspirantes directos a la candidatura presidencial priísta, como Miguel Ángel Osorio Chong y Enrique de la Madrid Cordero.




Sin embargo, con lo que al parecer no contaban los actores y partidos políticos, es con la idiosincracia y la forma particular de conducirse de la población de esa región del estado.

El Istmo, como ya lo señalábamos hace algunas semanas, respira una forma propia de actuar, comportarse y responder a la tragedia, muy distinta a como fue por ejemplo la manera de reaccionar de la gente de la Ciudad de México.

La población del Istmo obedece a una raigambre diversa y su pluralismo político y cultural la hace digna de una atención no solo especial sino específica. Es decir, no se puede actuar en el Istmo como se actuaría en cualquier otra región del país, nos atrevemos a decir.

Por eso mismo, preocupa la forma en que el presidente Peña Nieto y aún otras instancias, están abordando la tarea de la reconstrucción.

Por un lado, al anunciar la entrega de recurso líquido a través de tarjetas para la rehabilitación o reconstrucción de viviendas y, por el otro, con ejercicios externos o ajenos para atender una región sumamente celosa de su propio devenir.

En el primer caso, las últimas cifras dadas a conocer oficialmente es que sólo en Juchitán, para poner una muestra, sufrieron afectaciones 14,814 viviendas, de las cuales 7,195 sufrieron daños totales —en todo el estado se rebasan las 20 mil viviendas—.

Se les entregaría a cada una cierta cantidad (120 mil pesos) para efectos de la recuperación.

Sin embargo, las primeras reacciones de la ciudadanía, que conoce de las características locales, han sido en el sentido de que se requiere un candado o algún procedimiento severo para asegurar que este recurso estaría destinándose efectivamente en la rehabilitación señalada.

El país no está para entregar recursos a diestra y siniestra, más aún, sin contar con padrones y censos de carácter público con nombres y apellidos —en este sentido Rosario Robles, secretaria de desarrollo social, se comprometió a publicar esta información en algunas horas al portal de transparencia.

Y por el otro, fue en el Palacio de Oaxaca donde se anunció la formación de una Estrategia para la Reconstrucción y, sin contar con una estadística definitiva, sería bueno saber ¿cuántas personas de las presentes son oriundas de la región y las poblaciones afectadas?

Conociendo las reacciones naturales de la población, los consejos “extranjeros”, externos, distantes, extraños, definitivamente no tendrán el soporte de las comunidades afectadas.

Son alrededor de 120 mil personas las que continúan con necesidad de apoyo urgente en Oaxaca. Lo importante es no bajar la guardia y seguir al tanto de la reconstrucción. Pero también es necesario hacerlo bien.

Ya diversas voces señalan que el uso de ciertos materiales, la ausencia de estudios de suelo u otros instrumentos técnicos, están siendo obviados por la exigencia mediática y urgencia de la gente por una respuesta pronta.

Sin embargo, es responsabilidad del gobierno apelar a la serenidad y a la resiliencia, es decir, a construir comunidades más fuertes y menos vulnerables para el mediano y largo plazo.

De no ser así, no será sencillo predecir otra tragedia.

@rafaelpacciano presentacion estrategia reconstruccion 3oct17

Imagen: 

 

Daños al Patrimonio Cultural

Esta semana, ELORIENTE.NET ha puesto y seguirá imprimiendo especial énfasis en la revisión de los daños que ha sufrido el patrimonio cultural de la República y en particular en Oaxaca. Ya pueden revisarse los materiales producidos al respecto, principalmente referidos a zonas arqueológicas, templos, conventos y otros edificios.

La secretaria de cultura federal, María Cristina García Cepeda, efectuó este 3 de octubre una actualización de las afectaciones señaladas en:

305 Monumentos Históricos

7 Zonas Arqueológicas

12 Museos y centros culturales

1 Monumento Artístico

Más de un total de 320 edificaciones afectadas.

La reconstrucción de este patrimonio, como ya hemos insistido, deberá ser acompañada de la mano de expertos, así como con la participación cercana de las propias comunidades. En el primer caso, ya se encuentra publicada una convocatoria para arquitectos y restauradores para que se unan a la recuperación.

Sin embargo, también resulta de primera importancia que el patrimonio cultural intangible o inmaterial se atienda en las estrategias por venir.

Sobra decir que en este tiempo de apertura y participación colectiva, no caben tampoco en lo cultural el protagonismo excesivo ni la exclusividad en la representación de la comunidad artística, como ha sucedido en varias ocasiones en el pasado.

Si hay un sector que merece respeto y apertura, es precisamente el sector cultural.

direccioneditorial@eloriente.net

OTRAS ENTRADAS:

(www.eloriente.net, México. 3 de octubre de 2017. Por: Jessica Lamadrid).- La Secretaría de Cultura ha dirigido una convocatoria a los profesionistas en arquitectura, ingeniería civil, restauración, estructuras y urbanismo a…

(www.eloriente.net, México, a 3 de octubre de 2017, por: Sergio Méndez).- “Durante estos días he palpado la gran solidaridad del pueblo mexicano para Oaxaca”, señaló esta mañana José…

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone